En el cuerpo humano se encuentran las bolas o bolsas de bichat. Estas están en las mejillas de todas las personas, solo que algunos las desarrollan más y otras menos. Dichas bolas cuando se agrandan demasiado con el crecimiento de la persona, puede causar inconformidad.

Para mucha gente una cara redonda no resulta para nada atractiva, mientras que al ver a quienes tienen el rostro más alargado y definido, desean conseguir al menos algo semejante. Es entonces cuando se tiene a disposición la extracción de dichas bolas de bichat, llamada bichectomia.

¿Qué es una bola de bichat?

Una bola de bichat es un depósito de grasa que se encuentra dentro de ambas mejillas o cachetes. Para los bebés estas bolas son necesarias para poder succionar la leche materna o el tetero, pero cuando eres un adulto, ya no tienen función alguna que darle determinada forma a tu cara.

Se le dice bola o bolsa de bichat porque el doctor que las descubrió como tejido adiposo en el año 1802 se apellidaba Bichat. Fue mucho después de eso que los médicos cirujanos determinaron que estas bolas podían ser extraídas sin representar ninguna disfunción para el organismo.

¿Por qué se extraen las bolas de bichat?

A medida que la cirugía ha evolucionado, la extracción de las bolas de bichat se ha convertido en un procedimiento estético. La razón es que en muchas personas estas bolas suelen dar una apariencia facial muy redonda y sin dimensiones marcadas como exigen los estándares actuales.

Los beneficios de retirarte las bolas de bichat son:

  • Adelgaza la cara.
  • Resalta los pómulos.
  • Acentúa los rasgos y te hace ver más joven y estilizado/a.

Quienes deciden parar por el quirófano para retirarse las bolas de bichat lo hacen para recobrar la autoestima y desarrollarse mejor en el ámbito social. Incluso, algunos piensan que al verse más delgados de cara pueden encontrar mejores trabajos, y ese argumento es bastante válido.

Como se quitan las bolas de bichat

Ya que las bolas de bichat no tienen mayor protagonismo en las personas adultas, es posible que te las saquen con una intervención médica mínimamente invasiva, llamada Bichectomia. Esta operación se hace en pocos minutos y te deja beneficios para siempre.

Dicho procedimiento se hace cumpliendo los siguientes pasos:

Preoperatorio

En la etapa preoperatoria es fundamental que se realicen las pruebas básicas para descartar alergias, enfermedades y posibles complicaciones durante el procedimiento de la bichectomía. Además de ir con un doctor certificado, debes realizarte una limpieza profunda en la boca.

Cirugía

Al realizar la cirugía, el médico sólo aplicará la anestesia tópica e inyectable dentro de la boca, cuando haga efecto procederá a sacar las bolas de bichat de una y otra mejilla. Para eso abrirá un mínimo orificio de 1 cm o menos, donde sacara la bola con una pinza especial.

Posteriormente, supervisará que ambas mejillas estén simétricas u colocará unos puntos de sutura absorbible, por lo que no se deben retirar luego.

Postoperatorio

Al terminar la cirugía de las bolas de bichat podrás reponerse en un par de horas y ese mismo día podrás irte a casa a cumplir reposo de 1 semana. Esto para asegurarte que no realices fuerzas considerables ni te expongas al sol. Luego de una semana ya podrás salir, pero la precaución al sol debe seguir.

Igualmente, tienes que ingerir solo líquidos los primeros 3 días del postoperatorio y así ir manteniendo una alimentación suave, con alimentos que no lastimen tus mejillas internas.

La bola de bichat es solo un paquete blando de tejido graso dentro de cada mejilla con el que se nace. Pero por suerte, para mejorar tu aspecto y verte más atractivo/a puedes retirarlo después de cumplir 18 años gracias a la bichectomía.

 

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *