Los cánones de belleza que tiene cada persona pueden hacerle ver que su propio cuerpo no concuerda con su cara. La mayoría de los casos pueden deberse a la forma de su rostro con respecto al resto de su físico. Lo que lleva a tomas decisiones arriesgadas para su salud.

Ciertamente la bichectomia es una cirugía mínimamente invasiva que tarda menos de una hora y ofrece resultados absolutamente hermosos. A pesar de eso, hay riesgos de la bichectomia que muchas personas no ponen en la balanza y hoy quiero que los conozcas.

¿Cuáles son los peligros de la bichectomía?

Por la simple razón de que la bichectomia es un método de embellecimiento quirúrgico, es que se debe considerar que existen peligros o riesgos alrededor de ella. En un corto o mediano plazo es posible que solucione tus problemas de inseguridad, pero mucho después los riesgos pueden aparecer.

Para esclarecer los riesgos en base a cada paciente, es vital que se realicen estudios médicos previos, para saber si eres totalmente apto para someterse a dicha cirugía. A partir de ahí, los riesgos pueden ser los siguientes:

Riesgos durante de la cirugía

Aunque el procedimiento como tal es bastante sencillo, para quien es experto en bichectomia, los riesgos durante la operación no dejan de ser latentes. Aunque la mayoría puede ser poco probable, siempre se deberán tomar en cuenta.

  • Daños parciales al nervio facial.
  • Sensibilidad.
  • Subida de la presión arterial por nervios.
  • Excesivo sangrado.

Igualmente, uno de los riesgos que es prácticamente inevitable es la inflamación inmediata o la formación de hematomas externos a causa de la extracción que se está realizando. Otro riesgo que puede estar siempre latente es la resistencia del cuerpo a la anestesia.

Para que estos peligros sean controlados el doctor debe realizar el procedimiento en compañía de algún ayudante. Esto para poder manejar cualquier eventualidad que pueda suscitarse.

Riesgos después de la cirugía

Como es de esperarse, la bichectomia es un procedimiento que debe supervisarse y cuidarse mucho en el postoperatorio. De esta pueden desprenderse riesgos a corto, mediano o largo plazo y todo debes conocerlo para poder prepararte psicológicamente para ello.

Los principales riesgos después de la bichectomia son los siguientes:

Inconformidad

Estar inconforme con el resultado de la bichectomia es uno de los riesgos más significativos desde el punto de vista psicológico. Hay posibilidades de que después de realizarte el procedimiento pienses que ha sido un desacierto y no aceptas lo que ves.

Pero mayormente se debe a la inflamación posterior, que es totalmente normal y deberá ir bajando a medida que pasen los días. De hecho, es al mes o dos meses que se ve el efecto definitivo de la bichectomia y de eso debes estar consciente.

Infecciones

La boca es un centro de contaminación y bacterias aunque muchos no podamos aceptarlo. Si luego de la operación no sigues una higiene bucal responsable puede haber riesgo de infección bacteriana. Dicha infección puede ocasionar que alguno de tus cachetes se hinche y se llene de pus.

Las infecciones post-bichectomia son muy dolorosas y pueden representar riesgos a tu vida si las bacterias desarrolladas llegan al corazón. Por lo tanto, la higiene es fundamental.

Inflamaciones prolongadas

Las inflamaciones después de la bichectomia son normales, pero deben disminuir con el paso de los días y las semanas. En algunos casos puede presentarse la inflamación prolongada de los tejidos que podría deberse a problemas de cicatrización o infecciones que deben ser revisadas.

Parálisis permanente

Otro riesgo de la bichectomía es la parálisis permanente. Sin embargo, este riesgo está presente solo cuando los nervios faciales han sido lastimados durante el proceso. Del resto, no tiene que existir posibilidad de padecer algún tipo de parálisis.

Envejecimiento precoz

Finalmente el riesgo que puede preocupar a muchas personas es el envejecimiento precoz. Pero déjame decirte que esto solo puede ocurrir cuando la persona, posterior a la bichectomia, pasa por una pérdida de peso significativa que implicaría la delgadez de la piel del rostro.

Toma en cuenta que una vez retiradas las bolsas de bichat del rostro, estas no vuelven a salir. Por lo tanto, te recomendamos que realices este procedimiento solo si tu médico te considera en condiciones físicas y nutricionales adecuadas.

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *