Desde hace mucho tiempo el ser humano, y las personas como tal se han preocupado por su apariencia física y en cómo los perciben las demás personas de su entorno físicamente, algunas personas quieren verse de cierta manera, ya sea un poco mas bajas de peso o un poco mas gordas que su contextura actual. Sin embargo, para esas personas que quieren verse mas delgadas hay muchos procedimientos quirúrgicos, dietas, y ejercicios; pero aún así no siempre logran la apariencia deseada, sobretodo en el área del rostro porque ¿Cómo puedes adelgazar tu rostro? Bueno, para eso existe la bichectomía.

¿Qué es la Bichectomía?

La Bichectomía, es un procedimiento quirúrgico para remover las bolsas o bolas de bichat, las cuales son dos grupos de tejido graso bien definido que van ubicados en ambas mejillas, justo debajo de los pómulos y se relacionan directamente con el músculo buccionador.

Estas glándulas no tienen una función específica mas allá de proporcionar volumen a esa zona, y pueden ser de tamaños diferentes dependiendo de la contextura del individuo que las posea.

Durante la infancia las bolas de bichat generalmente tienen un volumen mayor, lo cual les da a los mas pequeños ese aspecto de una carita gordita y redondeada de bebé o niño. Con el pasar de los años, este tejido graso se encoge lentamente a lo largo de tu crecimiento. Sin embargo, la disminución del volumen de cada una no es algo totalmente definido, ya que varia de persona a persona.

Si te preguntas qué función tienen las bolsas de Bichat en tu cuerpo, pues te agradará saber que no son esenciales para ti, ya que su principal función se lleva a cabo durante los primeros años de vida de los pacientes, mientras aprenden a masticar y a succionar como bebés.

Casi siempre, las personas que poseen un rostro con contornos faciales mas redondeados, mejillas prominentes, y pómulos mal definidos, no tienen atrofiadas las bolsas o bolas de bichat, lo cual les deja una apariencia indeseablemente grande o gorda. Para este grupo de personas, la bichectomía contrarrestaría este fenómeno, siendo la mejor opción para estas personas.

¿Qué grupo de personas son buenos candidatos para esta cirugía?

Prácticamente, cualquier adulto que goce de buena salud, y que no esté contento con la apariencia gorda o abultada de sus rasgos faciales redondos, que quieran cambiarlos por unos mas armoniosos, definidos, bonitos, delgados y estéticos.

Obviamente cabe destacar que el cirujano competente debe evaluar cada caso en particular, proporcionándole al paciente información detallada y su presupuesto.

¿Cómo se lleva a cabo esta cirugía?

La Bichectomía, resección de bolsas o bolas de Bichat, o eliminación de bolsas de grasa bucal, como se les conoce de manera técnica, es un procedimiento quirúrgico totalmente adecuado tanto como para hombres o mujeres, es llevado a cabo con el fin de extraer de manera parcial o totalmente este tejido grado.

El tejido graso que constituyen las bolsas de bichat es removido permanentemente mediante una pequeña incisión de entre 1 y 1,5 centímetros realizada en la mucosa de la boca (o el interior de la cada mejilla), sin dejar ningún tipo de cicatriz que sea visible, lo cual causa un mínimo de molestias en el paciente. Este procedimiento quirúrgico dura de entre 45 a 1 hora, y es realizada de forma ambulatoria aplicando anestesia loca. La cirugía no es dolorosa durante su realización, ni luego de ella; ya que no te impedirá realizar tus actividades o trabajos cotidianos, es segura, y tiene un muy bajo riesgo de complicaciones. Los resultados podrás verlos desde la primera semana luego de que te hayan realizado la Bichectomía.

Puede que la recuperación del paciente tarde hasta 14 días, ya que esto depende de la respuesta que tenga el cuerpo de cada persona  a este procedimiento quirúrgico.

Sin embargo, los posibles riesgos de esta cirugía de eliminación de las bolsas de bichat incluyen, pero no se limitan a:

  • Sangrado
  • Infección
  • Curación deficiente de las incisiones
  • Hematoma
  • Riesgos de la anestesia
  • Acumulación de líquido (seroma)
  • Entumecimiento u otros cambios en la sensibilidad
  • Inflamación prolongada
  • Lesión en las ramas del nervio facial, lo que ocasiona debilidad muscular facial temporal o permanente
  • Lesión a un conducto salival
  • Trombosis venosa profunda, complicaciones cardíacas y pulmonares
  • Asimetría
  • Resultado estético subóptimo y/o cambios mínimos
  • Posibilidad de cirugía revisional
  • Dolor persistente

Por eso es de suma importancia que tomes en cuenta que este procedimiento quirúrgico, al igual que todos, tendrá complicaciones si no sigues a pie de la letra as indicaciones que te deja tu médico.

Luego de la Bichectomía

Luego de haber finalizado la Bichectomía, la recuperación es rápida y con pocas molestias. Puede que el paciente experimente una ligera inflamación en el área interna de las mejillas y un dolor un poco molesto al comer o masticar durante los primeros días luego de la cirugía. En pocos casos se pueden ocasionar equimosis o moretones en la parte baja de las mejillas. Por lo tanto, es recomendable la aplicación de hielo en el área durante los primeros dos días. Los pacientes tienen que seguir una dieta sencilla, y deben evitar cualquier actividad física que sea exigente para ellos, aumentos en la temperatura, o exposición a sol durante la primera semana. En esta primera semana se pueden prescribir medicamentos tales como analgésicos, antiinflamatorios, antibiótico, o incluso protectores gástricos.

Resultados de la Bichectomía

Este procedimiento quirúrgico, casi siempre tiene un éxito rotundo para reducir el volumen de las mejillas, provocando que los pómulos y la línea de la mandíbula sean mas prominentes, además que esto conlleva a un mejoramiento de los contornos faciales, ya que se adelgaza el rostro y trae mas armonía y estética a los rasgos faciales.

Aquellas personas que deciden someterse a esta cirugía se ven notablemente mas delgados y con una mayor definición en su cara.

Ten en cuenta que luego de la cirugía tendrás que seguir las indicaciones que te haya dejado tu médico para así cuidarte de posibles complicaciones.